Bienestar de la Infancia y la Adolescencia durante el Estado de Alarma

Desde ADIMA Y FAPMI-ECPAT España queremos reconocer el esfuerzo tanto de las familias como de los niños, niñas y adolescentes ante una situación que exige colaboración y compromiso social. En un momento de estado de Alarma donde se pide distanciamiento social y aislamiento en los hogares como medida para proteger a la ciudadanía, nuestras habilidades familiares y educativas se pueden ver menguadas produciendo situaciones de estrés en el entorno familiar que pueden favorecer situaciones de riesgo en la infancia y la adolescencia. Ademas, la violencia contra niños, niñas y adolescentes ha aumentado desde que se decretara el confinamiento, mientras que los recursos institucionales se están adaptando a la nueva situación para seguir atendiendo a las personas menores de edad en riesgo o que puedan sufrir maltrato.

Queremos informar a la población general de la necesidad de seguir notificando las posibles situaciones de violencia contra la infancia y adolescencia de las que puedan tener sospechas o noticia, ya que debido a esta situación de confinamiento, los niños, niñas y adolescentes cuentan con menos posibilidades de poner en práctica habilidades de autoprotección frente a situaciones de maltrato físico, maltrato psicológico, abuso sexual, etc., que puedan estar viviendo en su entorno. 
 
Por último, recordamos a la ciudadanía que tienen a su disposición los recursos de la Federación y de sus asociaciones miembro en su compromiso en la protección de la infancia y la adolescencia. 
 
Juntos promovemos el buentrato.